Las chicas gordas son las más entregadas en cuanto a sexo se refiere. Su falta de complejos hace que se desinhiban delante de la cámara para mostrarnos sus mejores atributos. Tetas enormes, coños jugosos, culos interminables, son muchos de los beneficios de follar con una chica entrada en carne. En una sociedad tan exigente como la actual las curvas son bienvenidas.